4 motivos por los que negociar en inglés es sinónimo de éxito

¿Negociar en inglés es uno de tus talones de Aquiles? Está comprobado que negociar en inglés es uno de los factores que ayudan a cerrar un acuerdo. En una negociación en inglés, el uso de traductores es muy habitual, con todos los inconvenientes que ello conlleva.

Ahora, sitúate en un caso real. Estas cerrando un acuerdo de gran importancia para tu compañía,  y de esta reunión debe salir un acuerdo o por el contrario, perder una gran oportunidad. Hay un detalle, no sabes hablar inglés… ¿Tu solución? Un intérprete de idiomas, un traductor, te piensas que lo tienes todo atado y que nada puede salir mal. El traductor de inglés ejercerá de intermediario en las negociaciones, pero… ¿Te has parado a pensar en lo que realmente conlleva?

Hablemos de los detalles que conllevara no hablar inglés:

Pierdes margen de maniobra: Los negociadores, mientras tú no entiendes nada, tienen tiempo suficiente para tomar sus armas en el tiempo que el traductor hace su traducción. Pierdes la posibilidad de improvisar sobre la marcha.

Traducciones literales: Un traductor se limitará a traducir el contenido de la conversación, las ironías no se traducen, las bromas no se traducen, las indirectas probablemente tampoco…

Cercanía y confianza: Cuando no se habla el mismo idioma, es difícil crear confianza, hablas a través de un intermediario. Pierdes la cercanía, la gracia, tus armas de negociador…

Es por ello que hablar inglés y ser capaz de hacer negociaciones en inglés es doblemente importante.

VENTAJAS DE NEGOCIAR EN INGLÉS

Ahorras dinero en intérpretes: Parece muy básico y evidente, sin embargo es un gran gasto que se convierte en innecesario cuando dominas el idioma.

El inglés en los negocios es el rey de las negociaciones: En una negociación suelen intervenir muchas personas y no todas suelen hablar el mismo idioma, por lo que se suele recurrir al inglés. Hablando en inglés tendrás más facilidades para convencer a todos y cada uno de los integrantes de la reunión con tus armas de negociación.

Imagen: La confianza y cercanía que se consigue hablando el mismo idioma te permitirá crear una mejor imagen ante el resto de negociadores.

Ganas improvisación: Entendiendo todas y cada una de las palabras que te dicen, tendrás tiempo de improvisar con apuntes en momentos clave aportando datos o contestando a dudas antes de que te las formulen. Un gran punto a tu favor.

Son motivos más que suficientes para plantearte estudiar el idioma y lograr conocimientos adecuados para el inglés de negocios. Sé diferente, utiliza tus armas y cierra acuerdos y negociaciones en inglés sin ningún problema. Tú debes ser quien lleve el ritmo de las negociaciones en inglés y no ir siempre a remolque.

Ahora que conoces las ventajas de negociar en inglés, las oportunidades de hablar inglés negociando y también todos los inconvenientes de no hablar inglés de negocios, sabes de la importancia que esto tiene para tu futuro en las negociaciones.

EMPRENDICES