Cómo Conseguir un Préstamo con Garantía Hipotecaria

Como dueño de una PYME siempre tendrás que estar al tanto de las opciones que tu empresa tiene para salir de cualquier apuro financiero en el que te encuentres. Hay muchos tipos de préstamos y cada uno lleva consigo una serie de beneficios y requerimientos distintos. Hoy te venimos a exponer una de estas opciones: el préstamo con garantía hipotecaria.

¿Qué es una garantía hipotecaria?

Para empezar lo primero que tenemos que entender es a que se refiere el término garantía hipotecaria y cómo la podemos identificar. Una garantía hipotecaria, también conocidas como garantía de propiedad, funciona a través de una hipoteca, es decir que para garantizar el pago de la deuda se coloca en el contrato un bien inmueble. 

Si el pago de la deuda no se lleva a cabo el acreedor tendrá derecho a cobrar el valor proporcional del inmueble establecido como garantía. Una de las ventajas de este tipo de garantías es que te darán acceso a montos más altos de préstamo que otros tipos y con un aforo más conveniente.

¿Cómo se constituye una garantía hipotecaria?

Según el artículo 2893 del código civil federal se constituye sobre bienes que no se entregan al acreedor y da derecho a este, en caso de incumplimiento de la obligación garantizada, a ser pagado con el valor de los bienes, en el grado de preferencia establecido por la ley. Es importante entender que los bienes hipotecados quedan sujetos a gravamen impuesto y al cumplir la deuda es importante que el deudor se asegure de que el bien se desgrave. 

¿Cómo uso mi garantía hipotecaria?

Para que tu bien aplique para ser usado como una garantía hipotecaria es de vital importancia que cuentes con las escrituras de la propiedad. Después de hacer la entrega de estos documentos la institución financiera deberá de revisarlo con la notaría para asegurarse que está libre de gravamen. Una vez presentada la propuesta de crédito y ésta sea tomada por el cliente, se procede con la estimación de valor de la propiedad para asegurarse que el bien cumpla con el aforo de lo autorizado, a continuación se solicita contar con el predial pagado del año en curso para formalizar ante notario público las firmas de contrato y formalización de garantía. Al haber finalizado este proceso la financiera o banco deberá de hacer la entrega del crédito solicitado.

Contar con una garantía hipotecaria es un as bajo la manga que te permitirá obtener créditos de mayor monto. En Trínitas otorgamos créditos a empresas que no tienen acceso a créditos bancarios por medio de una garantía, si tu PYME está interesada en obtener uno da click aquí mismo.