Consejos para establecer tus objetivos estratégicos

Los objetivos empresariales son los resultados que una organización busca alcanzar utilizando los recursos con los que cuenta en un periodo determinado de tiempo.

La definición clara de los objetivos es una actividad esencial. Esto para organizar la operación de la empresa en todos los niveles, como los recursos humanos, las ventas, inversiones, etc. Estos pueden tener distintos alcances. Desde divisionales o departamentales hasta organizacionales. Los cuales tendrán un impacto en la estrategia corporativa y el futuro de toda la empresa a largo plazo.

Beneficios de establecer objetivos en una empresa

Ésta es una práctica de mucho valor para las compañías. Les otorga una ruta, un rumbo a seguir para alcanzar las metas que se han propuesto buscando el éxito empresarial. Es una excelente forma de mantener la cultura de logros y motivación para el equipo de trabajo. Al poder dirigir sus esfuerzo a la consecución de resultados específicos y conocidos por ellos.

Existen otras ventajas de planificar y establecer de manera correcta y efectiva tus objetivos empresariales. Algunas de éstas son:

  • Los objetivos son la base para la definición de la estrategia. Es decir qué es lo que se quiere lograr y qué se llevará a cabo para conseguirlo.
  • Permiten alinear los esfuerzos individuales y empresariales hacia un mismo camino.
  • Brindan certidumbre en la repartición y asignación de los recursos disponibles.
  • Sirven como guía para la descripción de puestos y las actividades a realizar de parte del colaborador que ocupará esa posición.
  • Facilitan el monitoreo y análisis de los resultados obtenidos al comparar lo previsto con lo logrado.
  • Ayudan a establecer prioridades para la empresa.
  • Son base para fomentar el trabajo en equipo.

Te puede interesar: 7 pilares para el crecimiento de tu empresa.

Tipos de objetivos

Existen dos tipos principales categorizándolos de acuerdo a su alcance o impacto en la empresa.

1. Objetivos estratégicos

Son las metas organizacionales que están contempladas a largo plazo. Ayudan a dar definición a la misión y visión de la empresa. Se deben de establecer tomando en cuenta un análisis detallado de la empresa. Sus fortalezas, debilidades y recursos presentes y futuros se tomarán en cuenta. Esto con el fin de establecer metas con un periodo de tiempo de cumplimiento de más de 3 años. Son los que ayudan a definir el rumbo que seguirá la organización y hacia dónde quiere llegar.

2. Objetivos tácticos

Se desprenden de los estratégicos pero con un alcance menor. A nivel de departamentos o áreas de la empresa. Por lo general se establecen a mediano plazo, de 1 a 3 años. Son los que guían las actividades o tácticas que cada gerente planea desarrollar para alcanzar las metas departamentales.

3. Objetivos operativos

Este tipo de objetivo es más específico y se da a nivel operativo, inclusive por puesto de trabajo. Normalmente son considerados como de corto plazo, es decir en un tiempo no mayor a un año. Se establecen en función de los tácticos. Son el fundamento de las actividades que se desarrollan en el día a día de la organización.

Consejos para el establecimiento de objetivos empresariales

Te compartimos5 consejos para que realices la definición de tus objetivos de manera más efectiva:

  1. Definir objetivos claros para cada uno de los departamentos. Esto dará una visión más certera a cada uno de los líderes de área. Estos a su vez podrán comunicar a su equipo de manera más efectiva las expectativas e indicadores que se deben de cumplir.
  2. Comunica la estrategia, las tácticas y los objetivos a todos los niveles jerárquicos de la empresa.
  3. Establece prioridades al momento de definir los objetivos. Recuerda que los objetivos estratégicos son esenciales para el crecimiento de la empresa y los que son fijos en el largo plazo.
  4. Sé flexible. Es importante que mantengas una mentalidad abierta al cambio si los objetivos no están siendo alcanzados.
  5. Apóyate en metodologías probadas para la definición de objetivos como la llamada SMART.

Método SMART para establecimiento de objetivos

La metodología SMART se basa en éste acrónimo en el idioma inglés. Se incluyen las características que deben tener los objetivos para que puedan ser efectivos.

  • Specific (específico). El objetivo debe de definir con claridad y exactitud lo que se busca lograr. Por ejemplo, incrementar en un 5% la utilidad neta de la compañía.
  • Measurable (medible). Una característica importante de tus objetivos es que sea posible analizar los resultados para saber si se ha alcanzado la meta. Asegúrate de ponerlo en cantidades o indicadores que te permitan dar el seguimiento adecuado.
  • Achievable (alcanzable): Ya que los objetivos van de la mano con la estrategia y los recursos de la empresa, es indispensable que éstos sean realistas a la actualidad o futuro próximo de la empresa, de tal manera que se puedan lograr. Siempre mirando con expectativas pero enfocados en la realidad.
  • Relevant (relevante): Procura que cada una de las metas establecidas sean relevantes para el logro de la estrategia organizacional y que impacten de manera importante en el desarrollo de la empresa.
  • Time-bound ( con un tiempo determinado): Un factor clave para el logro de las metas es que estén ubicadas en un lapso de tiempo definido para su cumplimiento, por ejemplo: aumentar el número de sucursales en un 20% para el año 2018.

En conclusión

Cuando planificas y defines los objetivos de la empresa de manera detallada y organizada estás dando el primer paso para el logro de los mismos. Sin embargo, este es solamente uno de los tantos factores que llevarán a tu equipo de trabajo a cumplir con las expectativas, es importante que exista siempre la motivación constante, la comunicación, el reconocimiento en el logro y la retroalimentación.

Fuente: Peoplenext