Descubre las 2 cosas esenciales para reorganizar tu negocio

Cuando los adornos navideños empiezan a inundar todos los lugares donde te desenvuelves, es tiempo de analizar lo que se ha hecho en el año, evaluar los aciertos y errores, pero sobre todo de reorganizar tu negocio para el inicio del nuevo ciclo.

Esto implica trazar nuevos objetivos, establecer desafíos más ambiciosos y organizar la estructura de tu compañía para poder lograr en tiempo y forma todo lo que has planeado al comienzo.

En Trínitas, financiera de créditos pyme, sabemos que la planificación de una estrategia de acción para un nuevo ciclo es sumamente importante para alcanzar las metas propuestas, y por tal motivo identificamos a la reorganización como el factor clave.

El sitio especializado en negocios y emprendimiento, Entrepreneur, señala dos puntos esenciales para planificar con éxito previo al inicio de un nuevo proceso:

Recopila información

La información siempre será la base de tu actuar, pues contiene datos que revelan tendencias de éxito, estancamiento y fracaso. Por eso es importante tenerla, para repetir lo que funciona y optimizar lo que no.

Para empezar, recurrir a estudios de mercado siempre es ideal, ya que te permite tener un panorama de cómo reacciona la competencia y cuáles son las áreas de oportunidad donde puedes arriesgar invirtiendo.

Después hay que reunirse con los clientes, principalmente para que sus expectativas y las tuyas vayan en la misma dirección, para no tener que realizar ajustes radicales a la mitad del camino.

Y como todo proceso tiene sus momentos cumbre, éste llegará cuando tengas que hacer las proyecciones de ventas, basándote en los datos de años anteriores y en los estudios de mercado a los que recurriste.

Es en esta etapa cuando puedes identificar si necesitarás capital para invertir, y, de ser el caso, puedes acudir a una financiera de créditos pyme , como Trínitas, para poder desarrollar los proyectos sin contratiempos.

Planifica

Al momento de comenzar a planificar es importante que definas qué tantos factores conviene tomar en cuenta, porque esta faceta tiene dos tipos: planeación proyectiva y planeación estratégica.

La planeación proyectiva es la más sencilla de ambas, pues sólo considera la evolución completa del ciclo o proyecto, sin tomar en cuenta los contratiempos que pudieran surgir. Es ideal para situaciones de mercado donde los cambios no son bruscos o donde los ingresos llegan principalmente de contratos previamente establecidos.

Por otro lado, la planeación estratégica va más allá de la evolución del proyecto, ya que incluye propuestas alternativas al rumbo deseado, por si surgieran problemas al momento de ejecutar.

Sin embargo, ambas requieren de una serie de factores muy bien elaborados, tales como una estrategia bien elaborada, objetivos específicos y una etapa de seguimiento y control para evaluar el desempeño durante la ejecución.

Así que si buscas cómo reorganizar tu negocio, en Trínitas te apoyamos con un crédito pyme para que inviertas y no te limites al realizar los ajustes que necesites.

Fuente: https://www.entrepreneur.com