Diferencias entre el empleado y el empleador

Hay una gran diferencia entre el emprendedor y el empleado. Si bien puedes ser un empleado con pensamiento de emprendedor, tratar de ser un emprendedor con pensamiento de empleado puede llevarte al fracaso. ¿Sabes quién eres?

Aquí hay 10 formas de saber si piensas como un empleado o como un empleador:

1. Un empleado piensa en el trabajo como si fuera su negocio

Un empleado se centra en un buen día de trabajo, para recibir una buena paga. Los empleados están enfocados en la ejecución.

2. Un empleador sabe que el negocio es quien respalda el trabajo.

Un emprendedor se preocupa porque el negocio funcione bien. Es más acerca de desempeño y procesos.

3. Un empleado es parte fundamental de una estructura para un negocio exitoso

Los empleados entienden su parte y la ejecutan. El organigrama define cómo funcionan las cosas y quién hace qué. Entiende sus limitaciones y el rol de su trabajo.

4. El empleador ve un proceso fluido como el centro de su negocio

Están al tanto de cómo sus funciones encajan en un todo (negocio) y se aseguran de que todas las partes se mantengan juntas durante el paso del tiempo. El organigrama es sólo una referencia, ya que busca borrar las barreras en los roles de trabajo.

5.- Los empleados hacen.

Conoce los métodos, técnicas, herramientas y tácticas. Su meta es ver el trabajo terminado.

6.- Los empleadores son planeadores

Son negociadores, visionarios y pensadores. Ven su trabajo y herramientas como los caminos hacia sus metas. Están constantemente desarrollando estratégias y probándolas.

7. Un empleado se enfoca en lo que es su responsabilidad y nada más.

Busca hacer crecer su base de clientes, construir una línea de productos, como establecer un proceso operacional.

8. Un empleador busca enfocarse en responsabilidades interconectadas

Quieren conocer como la infraestructura tiene que crecer para ofrecer productos que excedan las expectativas de sus clientes enfocados en parámetros de riesgo razonables.