Herramientas | consultoría para pymes y emprendedores

Los avances de la tecnología han permitido a las empresas disponer de herramientas de todo tipo para la gestión de sus negocios. Existen infinidad de tipos de herramientas para el desarrollo de la actividad empresarial en áreas como:

– Gestión de proyectos, documental, inventario, información de clientes o CRM

– Medición

– Facturación y contabilidad

– Recursos humanos

– Logística

– Producción

– Administración de proveedores

– Implementación y seguimiento de procesos

– Publicidad y marketing

– Calidad

Además, las herramientas pueden ser gratuitas y de pago.

Sea una PYME o una gran empresa, necesita de estas herramientas para conseguir alcanzar los objetivos estratégicos de la forma más efectiva, rápida y rentable posible.

Preguntas para elegir bien las herramientas de gestión

¿Qué herramientas necesito para gestionar eficazmente mi proyecto? suele ser la primera pregunta, cuando en realidad debería ser la última, o casi la última. Antes de nada deberíamos:

– preguntarnos qué es exactamente lo que queremos

– detectar nuestras necesidades y priorizarlas

– asignar recursos para cubrir dichas necesidades

Y nada mejor para responder a estas preguntas que reflexionando antes sobre nuestro negocio. Es imprescindible plantearse cuestiones relativas al conocimiento de nuestro negocio, como:

– ¿Qué vendes?

– ¿Cómo lo vendes?

– ¿A quién le vendes?

– ¿Cuándo vendes?

Estas 4 preguntas son vitales para centrar el foco de nuestro proyecto. Y aunque parezca increíble, no todos los empresarios y/o emprendedores responderían a ellas con celeridad y claridad.

También deberíamos hacer un ejercicio de proyección y preguntarnos sobre qué querremos saber del mismo en el futuro, adónde lo queremos llevar, ya que estos datos nos ayudarán a despejar el camino y delimitar las acciones a realizar.

Un enfoque práctico y humano

Una vez conocido esto, hemos de procurar empezar de menos a más: comencemos por  marcar objetivos alcanzables y buscar las herramientas para PYMES o startups adecuadas para ello, poco a poco, dejando que los proyectos se retroalimenten y nos pidan más.

Que las herramientas se conviertan en el medio para alcanzar el éxito en tu proyecto, y no en un lastre o gasto innecesario debido a una mala elección.

Y sobre todo, elijas las que elijas, ponlas al servicio de la inteligencia humana: que sean las personas de tu equipo lo importante en la gestión del conocimiento, y no las herramientas con las que extraemos la información o desarrollamos los procesos.

Que las herramientas trabajen para ti, y no al revés

En resumen, cuando se emprende, ni se puede saber todo a la vez, ni desde el principio. Por ello es importante marcar objetivos, priorizar, fijar etapas, asignar fechas, otorgar recursos económicos y humanos y aprender de los aciertos, y sobre todo de los errores.

Aprende de tus proyectos, y elige bien las herramientas para tu PYME de forma que sean ellas las que trabajen para ti, y nunca al revés.

Fuente: IMF Business School