Manteniendo continuo el flujo de tu PYME

El flujo de efectivo es simplemente la entrada y salida de efectivo en una empresa. El problema es que algo así de simple puede ser la diferencia entre éxito y fracaso para una PYME. Las PYMEs requieren de un flujo de efectivo constante y saludable para llevar a cabo sus negocios ya que no cuentan con los recursos económicos de una empresa grande, la cual tiene la posibilidad de continuar operando mientras pone en marcha diferentes proyectos que tengan en puerta. Para una PYME no tener flujo de efectivo significa que la operación se detiene, y si la operación se detiene la PYME tarde o temprano desaparece. A continuación expondremos en este artículo algunos consejos para mantener ese flujo sin interrupciones.

Estado de Flujo de Efectivo

En toda empresa la contabilidad es un aspecto vital para mantener las cosas en orden. Dentro de la contabilidad existen varios estados financieros que nos ayudan a entender dónde está nuestro dinero, qué debemos, qué tenemos y qué ganamos. Uno de estos estados se llama “Estado de Flujo de Efectivo”. Este estado tiene como objetivo desglosar todos los movimientos que se llevaron a cabo en un periodo de tiempo con efectivo, tanto salidas como entradas. Una vez teniendo tus movimientos pasados en orden es de suma importancia que hagas una proyección a futuro para entender cuáles serán tus entradas y salidas de efectivo en los siguientes meses y poder tomar decisiones de acuerdo a estos movimientos.

Cuidar tu rotación de inventarios

Aprender a controlar las temporalidades de venta de tus productos y la rotación de inventarios es un aspecto clave del flujo de efectivo. Su venta representa un ingreso y su compra un costo, y de la misma manera influirá directamente en tus cuentas por pagar y cuentas por cobrar. Mantener una estadística clara de esto te permitirá saber cuándo comprar más inventario y cuándo comprar menos, de esta manera eficientizando tu flujo de efectivo.

Elimina gastos innecesarios

Esto debería de ser un consejo que no fuese necesario decir. Para lograr hacerlo de manera efectiva te recomendamos hacer una lista de todos tus gastos y con cada uno de ellos preguntarte lo siguiente:

  • ¿Es un gasto indispensable?
  • ¿Qué pasa si ese gasto lo dejó de generar?
  • ¿Es un gasto que puedo posponer?
  • ¿Me estoy endeudando con este gasto?
  • ¿Este gasto ayuda a mejorar mis ventas?

De esta manera tendrás claro lo que necesitas verdaderamente y podrás generar un ahorro, librando el camino a tu flujo de efectivo.

Busca incentivos por pago anticipado

Muchos proveedores ofrecen este tipo de beneficios a sus clientes para motivarlos a pagar cuanto antes. Si tu proveedor no te ofrece este beneficio busca negociar un trato con él para que comience a hacerlo. Esto es especialmente importante considerando la contingencia en la que estamos viviendo, renegociar contratos con proveedores es vital. De la misma forma tú debes generar estas ofertas a tus clientes para acelerar tus cuentas por cobrar.

Aprovecha los instrumentos financieros

Hay productos financieros hechos específicamente para aliviar los problemas de flujo de efectivo, te los presentamos a continuación:

  1. Factoraje financiero: Este instrumento financiero pretende solucionar aquellas situaciones en las que tu cliente te pagará en el futuro pero tu PYME necesita el efectivo en este momento para poder continuar con su operación. La institución financiera proporcionando el factoraje compra la factura con una tasa de descuento y te da un monto inmediatamente, solo con un porcentaje menor a la cantidad original. 
  2. Crédito Revolvente: Es un préstamo PYME en donde se autoriza una línea de crédito preestablecida, y se puede disponer de ella en partes. La cantidad de crédito PYME disponible disminuye cada vez que disponemos y aumenta cuando lo pagamos. Si deseas solicitar este crédito haz click aquí mismo.

Como ya lo mencionamos antes, el flujo de efectivo es de tremenda importancia para el buen funcionamiento de una empresa. Hoy más que nunca cuidar ese flujo es de vital importancia. Si lo que leíste en este artículo te interesa y quieres más consejos financieros entra a nuestro blog y checa nuestras demás notas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *